inquisicion

De religión y ciencia

La Iglesia Católica como institución que es, siempre estableció relaciones con la cultura y muy particularmente con la ciencia, aunque en este último caso lo hizo de una forma verdaderamente particular ya que según ciertos asuntos se vieron tanto colaboraciones como trabas y ocultamiento de información que para la época pudiesen resultar atentados en contra de la doctrina o simplemente faltantes a la moral.

Principalmente hacia los hombres de la ciencia estuvo bien en contra, y es que la historia se ha encargado de contar cómo fueron las reacciones y castigos que implementaba la Iglesia en contra de estos ejemplares científicos, tal como lo hizo con Galileo Galilei y con Miguel Servet, de los cuales uno fue condenado a estar hasta sus últimos días en la cárcel y el otro a arder en la hoguera. De esa manera reacciones como estas se hacían esperar cada vez que algún brote de nuevo conocimiento científico se asomaba al exterior desde la mente de algún mortal ya que con esto la Iglesia se veía atacada y en ocasiones vulnerado su estatus de poder absoluto en su tiempo.

da vinci

El tiempo crucial en el que se vio una marcada lucha por las diferencias religiosas y científicas fue en la llamada época renacentista, en donde especialmente Leonardo da Vinci fue pieza clave para su desarrollo, especialmente en el campo anatómico, lo cual implicó ciertas prácticas con lo que escandalizó a la Iglesia. Su interés buscaba saciar la sed del entendimiento del funcionamiento biológico del cuerpo humano, tras dar sus primeros pasos con disecciones animales; pero a finales del año 1513 realiza investigaciones anatómicas en Roma, en el Hospital del Espíritu Santo, y poco tiempo luego entró en contacto con un médico experto en anatomía de la Universidad de Pavía llamado  Marcantonio della Torre, con  el cual tenía planeado un proyecto mutuo de hacer un tratado de anatomía con más de 200 láminas que ilustraban detalladamente dibujos y notas sobre disecciones que el mismo Da Vinci realizó a alrededor de 30 cadáveres en los que se incluían mujeres embarazadas. Pero lo que no se esperaba era que poco le duraría el poder continuar su deseo, ya que pasados dos años en 1515 se le acusó de prácticas sacrílegas tras ser interrumpido sorpresivamente en su cuarto una noche por el Papa León X, pues se dice que Leonardo habitaba un cuarto dentro de la casa del religioso y fue encontrado junto a un cadáver que había sido desollado y luego desmembrado bajo la luz de las velas; lo que le costó la prohibición a la entrada en el Hospital en el que laboraba y luego tomó la decisión de abandonar Roma.

servet

Otro importante actor de éste contexto fue el médico español anteriormente mencionado, Miguel Servet quien fue estudioso de las disecciones con pensamientos peculiares sobre la sangre, puesto que sus ideas giraban en torno a ésta como residencia del alma que se vitaliza al inspirar aire, lo que lo condujo a descubrir el paso de sangre que había entre los dos lados del corazón por un conducto a través de los pulmones. Partiendo de este gran avance anatómico, un excelente experimento de biología que ilustre la anatomía de ese órgano tan importante, es la disección de un corazón animal.

Materiales a utilizar:

  1. Recipiente de disección
  2. Guantes de látex
  3. Bisturí
  4. Corazón de res o de cerdo
  5. Pinzas para disección
  6. Aguja

Se debe tomar el corazón e identificar sus caras: la anterior como su parte más sobresaliente o abombada donde se encuentra más visible el tabique y la posterior, como la que presente una acumulación de tejido grasoso en forma de “T”. Para lo cual luego se proceda a cortar con el bisturí de forma paralela al tabique.

corazon

El primer corte se realizará en la cara anterior en su extremo superior izquierdo. Una vez realizado, se abre con ayuda de las pinzas para observar la válvula tricúspide, aurícula derecha, y ventrículo derecho.

Siguiendo en la cara anterior, el segundo corte se hará del lado izquierdo del tabique. Se repite el procedimiento para abrir con ayuda de las pinzas y así observar la válvula mitral situada entre la aurícula y el ventrículo izquierdo, al igual que existe un engrosamiento peculiar de sus paredes debido a la fuerza que debe ejercer el músculo cardiaco para bombear la sangre recién oxigenada.

Con esto podrá observarse la anatomía del órgano tan vital como lo es el corazón y de esa manera incentivar tanto a pequeños como a jóvenes dentro del mundo biológico.

Autor entrada: pias