buda gautama

Inspiración Divina

La fuerza más poderosa del mundo, viene de nuestro cerebro.

En su afán por mantenerse vivo, el hombre ha luchado y aprendido y gracias a las habilidades que ha desarrollado se ubica hoy en la cima de la escala alimenticia, siendo más débil, menos preparado para soportar los cambios del clima, le ferocidad y fuerza de los animales que le rodean, no cabe dudas de que ha sido un largo camino; pero aquí estamos.

¿Habrá sido por la tecnología?

Muchos podrían apostar que sí, el hombre comenzó a usar su cerebro y lo hizo de tal forma que eso le permitió sobrevivir, desarrollo grandes habilidades que compensabas las grandes debilidades físicas para enfrentar el ambiente, desarrolló la capacidad de migrar a lugares con más oportunidades y en cada tropiezo una nueva tecnología surgía que lo conducía a otra superior.

El miedo fue una creación de nuestro cerebro que permitió que la humanidad prosperara; pero el miedo es algo que te limita la expansión y hubo quienes saltaron esa barrera y consiguieron que los siguieran ¿Cómo hicieron eso con tanto miedo?

ejercito a caballo

La fuerza bruta se convirtió en una forma de agrupar gente, la ley del más fuerte; pero una fuerza aún más poderosa estaba por surgir, una que movería a los grupos a formar conglomerados. Esa fuerza provendría de las creencias, ese estímulo de sobrevivir no era suficiente, había que buscar algo más y así llegaron las religiones, creencias con reglas para poder convivir en tribus. Ellas ayudaron a que las sociedades crecieran y evolucionaran, su halo divino era más fuerte que cualquier fuerza militar, estaba y sigue estándolo por encima de los grandes ejércitos, los cuales terminaban ganando batallas y guerras no solo para conquistar nuevos territorios; sino para sumar a más personas a sus creencias. Por lo tanto las religiones crecieron con los ganadores y hoy es mínimo el porcentaje de personas en el mundo que no estén en alguna.

En países como Estados Unidos, razones económicas y de poder, más que la propia libertad de culto, tan protegida en su constitución, han movido a muchos a la creación de nuevas religiones y en muchos más casos las llamadas sectas (pequeños grupos con iguales creencias y poco tradicionales), gozan de preferencias tributarias y eso las hace muy atractivas.

biblia

Algunos podrían pensar que el interés último tiene que ver con dinero; pero la realidad no es así, el dinero y el poderío económico son los medios para un fin, el lograr que quienes tienen el poder, como en otros tiempos imponen sus principios, su forma de vida, que en la mayoría de los que habitamos esta tierra está signado por la religión.

En nuestra cotidianidad, el poder lo tienen los llamados influenciadores, personas que tienen una gran influencia sobre personas que los siguen y eso se ha logrado con las redes sociales digitales que tienen como plataforma internet. Pero ni esta nueva generación puede con el poder de las religiones, ellos forman incluso parte de algunas de ellas y apalancan su impacto. La más grande de todas es el Cristianismo con 2.300 millones, le sigue el Islam, con 1.300 millones, el Hinduismo con alrededor de 850 millones, el budismo con unas 25 millones de personas que le siguen en todo el mundo. Esta es una muestra de que el mundo, el ser humano es movido más que por la fuerza, el dinero y el poder, por la religión, madre de todas las fuentes de inspiración.

Autor entrada: pias